tan común como cualquiera

soy señora del deseo
mis besos ya saben a tiempo
soy dueña de silencios
pues mis manos arden
de tibieza y de anhelos
soy mujer de carne y verso
mi cuerpo es pergamino
de sueños
y mi sexo puro sentimiento
soy belleza en el ocaso
soy un grito en el silencio
soy defecto de lo perfecto
soy enigma
soy certeza
y soy también
claridad que rompe la tiniebla
de siglos altaneros
de pecados
de condenas
de sustantivos propios
y tan común como cualquiera.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: