Cuatro.

 

1

Esa noche su cuerpo era como un mar

y yo era como un pescadito perdido

buscando cariño.

Pero él estaba muy borracho

y no sintió nada

solo me penetró varias veces con fuerza

y me dijo ¿quién te cacha así?

 Quise decirle Nadie

Quise decirle Me he enamorado de ti

pero no le dije nada.

El semen salió como siempre.

Y me fui.

2

Un día de estos iré a tu casa
un poco ebria.

Y te diré cáchame hoy.

No importa si no me quieres.
No importa si no te quiero.

3

En ese tiempo yo quería tu pene dentro de mi boca, todos los días.

Por eso tocaba tu puerta.

Por eso iba a verte.

A veces tú también decías Ven y yo iba.

4

Con la legaña en el ojo.

Con el cabello horquillado.

Con los quistes en mis ovarios.

Con este pie chueco.

Con todo lo que me sucede

y tú no sabes,

pienso en ti.

 

A %d blogueros les gusta esto: