Desdibujo las huellas de la arena

Desdibujo las huellas de la arena,
busco semillas nativas,
ya no busco caracolas,
porque de seguro algún cangrejo ermitaño
las querrá de casa.

Desde niña pensaba
que quería ser una ermitaña
y aquí estoy,
entre la selva,
escuchando las olas
desde mi carpa frente al mar
-a la marea, como le dicen por acá-.

La guitarra y las letras
sazonan mi soledad
y a mí la soledad me sabe rico,
a claridad mental,
a libertad de entrar desnuda a las aguas,
sentir que realmente estoy sobre la arena
y que ella se va a viajar a mis adentros…

Desdibujo las huellas de la arena
y la arena,
me desdibuja las huellas tristes de la piel.

 

Autorretrato en Maldonado, Uruguay.

16640646_762314477266132_2218777003423360909_n

A %d blogueros les gusta esto: