Amor en la ribera

Llega la noche, el afán de escabullirme en tu interior se acumula. 
Nos arropamos con la arena, te uniste a la corriente de aire que transita mi cuerpo.
Tu tacto simula la brisa, palpando mis senos,
Escudriñando mi silueta.
Bajo la descomunal luz nocturna, que escolta nuestra presencia.
Descendiste a mi órgano, creando olas de satisfacción con tu lengua.
Resbaló el fluido femenino, que condena a la locura.
Entrelazados 
Sujetos uno del otro
Prosiguió el ritual de los besos.
Atestiguamos el amor, junto la ribera.
Mientras el horizonte se cubría con su tono azafranado.

A %d blogueros les gusta esto: